Workshop para empresas y grupos


¿Necesitas sacar el mayor partido a tu grupo de trabajo?

Empecemos con un taller colaborativo para resolver problemas concretos.


¿Para qué necesita mi empresa un workshop colaborativo?


¿Sientes que no siempre sacas todo el partido que podrías a tu grupo de trabajo?

¿Necesitas que una colaboración tenga éxito y no llegáis a entenderos?

¿Hay conflictos de grupo que necesitáis resolver?

¿Quieres que tu equipo adquiera nuevos conocimientos por un tema o situación concreta?

Son muchas las situaciones diversas que pueden darse para ver la necesidad de realizar un workshop o taller de trabajo colaborativo.

Pero al final el objetivo siempre suele ser el mismo: colaborar de la manera más eficaz posible. Trabajar para conseguir los mejores resultados y sacar el máximo partido a cada miembro del equipo.

A veces ocurre que no todo el mundo brilla. Hay quien se queda atrás, rezagado y no saca todo su potencial (quizá porque ni siquiera sabe que lo tiene).

También puede darse la situación de que diversos miembros del equipo no se entienden, les cuesta trabajar en equipo y eso resta al resultado final.

De ahí la necesidad de trabajar la inteligencia y el trabajo grupal.

Te ayudo en la búsqueda conjunta de caminos para resolución de problemas de grupo, gestión de crecimiento empresarial, organización interna u otras necesidades que se puedan tener en conjunto.

Talleres trabajo en equipo empresas

¿Cómo se trabajan los talleres de trabajo en equipo para empresas?

Un workshop o taller es una forma de trabajo en la que todos los asistentes a él se involucran y toman parte en todo lo que allí sucede.

Primero se trabaja de manera individual con la situación actual de cada persona, con lo que siente. Qué emoción les despierta según qué situaciones y cómo se enfrentan a las mismas.

Después se pasa a la acción de manera conjunta con actividades concretas que ayudan a comprender el resto de perspectivas. Las temáticas se adaptan siempre a la necesidad actual del grupo.

Esta forma de trabajo se utiliza principalmente para adquirir nuevas habilidades o conocimientos pero también para intercambio de impresiones, a la vez que se favorece el trabajo en equipo, la toma de decisiones y la resolución del conflicto.

¿Quieres sacar el máximo partido a cada uno de los miembros de tu equipo y a las relaciones entre ellos para que todo brille?

Beneficios de los workshop o talleres para empresas

¿Qué resultados se pueden esperar de un taller de grupo?

Los talleres de empresa se realizan para que los participantes puedan adquirir nuevos conocimientos, compartir experiencias, intercambiar puntos de vista o formas de trabajo o para resolver conflictos.

Normalmente giran en torno a un tema concreto y su éxito depende de la participación e implicación de cada uno de los integrantes.

Cuando se realizan, se involucra a los empleados o socios para que se sientan parte integrante y activa del conjunto. Para que sientan el éxito grupal como propio.

En el camino, son muchos los beneficios que se pueden obtener:

Resolución de conflictos que afectan al equipo.

Equilibrar el enfoque.

Innovar hacia la autogestión.

Descubrir los motivos de por qué se han conseguido resultados inesperados.

Planteamiento de recortes o crecimiento.

¿Para quiénes van dirigidos los workshops o talleres grupales?


Empresas. Sea cual sea el tamaño y sector. Se pueden hacer en pequeños grupos para situaciones concretas o implicando a un número mayor de gente. Para empleados o directivos.

Asociaciones.

Cooperativas.

Colaboradores. La situación puede ser puntual y aún así querer sacar el máximo partido de ella.

A veces sólo es necesario querer transmitir una idea y que el grupo se involucre e ilusione.
¿Necesitas un mejor motivo que el de transmitir ilusión?

Resultados de los talleres para empresa

Así lo cuentan las personas que hacen una gestión empresarial diferente 😉

  • isabel-villanueva-workshop-para-empresa-consultoria-humanista
    Cuando empezamos necesitaba acompañamiento y clarificar.
    Lo que más valoro ha sido tu escucha, tu visión equilibrada humanista-empresarial, y el acompañamiento más allá de los números.
    Ahora sé qué hacer, voy a ello. Gracias!

    Isabel Villanueva
    Psicóloga y creadora del centro Red de Mar. Valladolid
    Isabel Villanueva

¿Cómo sé si mi empresa necesita un workshop?

Si quieres hacer que un grupo de trabajo funcione de la mejor manera, que todas las piezas encajen y que los miembros aporten es la definición misma de trabajo en equipo. Sinergia. Si no, ¿para qué trabajar de manera conjunta?

También puede haber conflictos que necesites resolver pero no siempre necesitamos solventar problemas. La mejor relación entre los miembros de un equipo hará que éste funcione mejor. Que cada uno se conozca a sí mismo y sea capaz de iniciar su propio crecimiento personal para después aportar de manera eficaz al conjunto.

Trabajar con ilusión y motivación. Hacer de cada proyecto como algo propio. Compartir los éxitos de la compañía.

¿Te suena bien lo que lees? ¿Crees que puede ser ventajoso para ti?
Entonces el workshop es ideal para tu empresa.

parallax background

¿Quieres sacar el máximo partido al trabajo en equipo? ¡Yo te ayudo!

Formatos de los workshops para empresas

Talleres de trabajo en equipo para empresas presenciales

Es la mejor opción porque no tiene limitación de participantes y el trabajo es mucho más profundo al poder percibir la respuesta instantánea de cada participante .

Normalmente el lugar es el domicilio del cliente


Talleres de trabajo en equipo para empresas online

La modalidad online de los talleres de trabajo es una gran opción cuando la presencial no es posible por las circunstancias que sean.

En cada caso se definirá la sala a utilizar.


parallax background

Qué facilita un workshop de grupo

Resolución de conflictos que afectan al grupo

Equilibrar el enfoque

Innovar hacia la autogestión

Descubrir los motivos de por qué se han obtenido resultados inesperados

Planteamiento de recortes o crecimiento

¿Qué es un workshop para empresas?

Es una forma de trabajar en equipo. Un workshop para empresas ayuda a que el equipo se entienda y colabore de manera más efectiva sacando el mayor provecho de cada uno de sus miembros.También puede deberse a la necesidad de que adquieran nuevas habilidades o conocimientos.

Para que sea efectivo, todos los participantes tienen que participar e involucrarse. A veces hay necesidad de trabajar de manera individual en alguna situación pero la forma más común es trabajar en grupo. Y se hace proponiendo diferentes actividades que se van ajustando a las necesidades concretas del grupo.

Al final se trata de hacer que el trabajo colaborativo sea lo más efectivo posible y para eso todos los miembros tienen que estar en sintonía, sentir que pertenecen al grupo y que pueden aportar algo importante a él.

¿Cómo sé si mi empresa necesita un workshop?

A veces no es una cuestión de necesidad sino del momento. Me explico:

Los workshop para empresa pueden estar motivados por muchas razones. Una de las cuales puede ser que sientas que puedes sacar más partido a los empleados de manera individual para que aporten al grupo y no se queden rezagados, desmotivados o eclipsados por el resto de miembros.

En momentos concretos el éxito de un proyecto puede deberse a que una colaboración puntual resulte para lo que es necesario que los participantes se entiendan y estén abiertos a crear sinergias.

¿Y si tu empresa está creciendo, tiene un nuevo proyecto que necesitas presentar al grupo y hacerles partícipes? Para eso también un workshop puede ser la herramienta necesaria.

Y sí, también puede darse el caso de que haya conflictos que necesites resolver. Para eso el trabajo en grupo puede ser un requisito indispensable.

Más allá de la resolución de conflictos, los workshops pueden darse de manera periódica para que la confianza entre los participantes fluya, para que compartan tiempo y realicen actividades en común sin mayor pretensión que la de estrechar lazos para que las relaciones personales fluyan y las profesionales brillen.

¿Qué beneficios aporta a la empresa un workshop?

Los talleres no se dejan al azar. Suelen girar en torno a un tema concreto previamente decidido. La temática no es rígida pero el que tengamos un foco nos ayuda a sacar el máximo partido a la sesión. De su éxito también depende la implicación de todos los participantes.

Entre los beneficios que se consiguen destaca el de una mayor sinergia entre los participantes.
Se resuelven conflictos que pueden estar afectando al correcto funcionamiento del grupo. Podemos querer conseguir resultados concretos como mejorar la autogestión o trabajar de manera conjunta para dilucidar por qué no se han conseguido los resultados esperados.

También se realizan para dar una información al grupo, como el anuncio de recortes, compras por parte de otro grupo o ampliación de capital o personal.

En todos los casos se consigue que los participantes compartan experiencias, que se sientan partícipes y vean que se les tiene en cuenta como parte importante de un todo, se intercambian puntos de vista, se comparten opiniones y en general, se consigue que las relaciones entre los miembros sean más fluidas y beneficiosas.

¿Si no soy una empresa no puedo participar en un workshop?

Los workshops están pensados principalmente para empresas pero no de manera exclusiva.

A veces son necesarios para que una colaboración puntual tenga éxito donde los participantes están obligados sí o sí a entenderse.

También suelen darse para asociaciones dejando que sus miembros participen y se integren. En este caso se puede trabajar el sentido de pertenencia.

Lo mismo ocurre con las cooperativas. Suele darse el caso de que algunos temas tengan más relevancia para unas personas que para otras. Cuando no hay quién decida sino que sea necesario llegar a un consenso la cosa puede complicarse. Ahí es donde entran en juego los workshops. Son espacios creados para el entendimiento y por norma general se crea un ambiente de confianza donde los participantes están más abiertos a entenderse. Para eso también se realizan trabajos y actividades específicas.

En cualquiera de los casos, las sesiones se adaptan según el objetivo que se quiera conseguir y la naturaleza misma de los participantes.

Cómo transmitir ilusión y compromiso en un workshop de empresa.

Por norma general cuando un equipo está ilusionado hace más fácil que se comprometa. Y si se compromete los resultados suelen ser mejores.

Para ello, los workshop para empresas pueden centrarse en potenciar las habilidades individuales de cada uno de los miembros del equipo viendo cómo pueden aportar al grupo. En el mismo proceso descubriremos sus puntos débiles y trabajaremos sobre ellos.

El problema a veces puede deberse a que no tenemos en cuenta las necesidades de cada uno de los miembros que forman parte del equipo. Por eso es importante conocer a las personas con las que contamos. ¿Cómo reaccionan ante determinadas situaciones? ¿Cómo se comportan? ¿Hasta dónde llegan sus capacidades?

Durante los workshops para empresas podemos trabajar la comunicación positiva y creativa, las habilidades individuales, trabajos y actividades colaborativas para ver quién tiene más capacidad de liderazgo y quién trabaja mejor cuando le dirigen. Todas esas formas de reaccionar nos pueden dar muchas pistas sobre lo que necesita cada uno. Qué le motiva, con qué se siente más cómodo, en definitiva, qué hace que sus ojos brillen ante un reto interesante. Si sabemos qué le ilusiona podremos aumentar su compromiso para con la empresa.

¿Cómo se realiza un workshop?

Primero analizamos la necesidad concreta que se tiene para realizar el workshop. A partir de ahí, se definen los objetivos que se quieren alcanzar con este taller. Si se necesitan unos resultados tangibles también se establecen desde el principio.

También se define quiénes serán los asistentes. Evidentemente, hablamos de una actividad de grupo por lo que necesitamos más de una persona y aunque en principio no hay máximo, para que el taller sea efectivo no debería asistir un gran número de gente para dar la oportunidad de que todos participen en la dinámica.

A partir de ahí se realizan una serie de actividades intentando que todos los participantes intervengan en un momento u otro. Aquí lo ideal es establecer un entorno en el que todos se sientan cómodos y libres para decir lo que consideren.

Al finalizar hay que sacar una serie de conclusiones para ver si se han conseguido los objetivos deseados y si son necesarias más sesiones.

¿HABLAMOS?